Partido Popular Alcorcon

El PP denuncia que el alcalde socialista de Alcorcón ha acumulado al menos 90 millones de euros en facturas impagadas.

0 comentarios

David Pérez

Pérez asegura que la aparición de esta deuda oculta dispara la alarma de una situación financiera dramática

El candidato popular a la Alcaldía de Alcorcón y portavoz del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, David Pérez, denunció hoy que “el alcalde socialista de Alcorcón, Enrique Cascallana, ha acumulado al menos 90 millones de euros en facturas impagadas”. Además, aseguró que ”del total de la deuda del Ayuntamiento de Alcorcón, el 99,52 por ciento es desde que gobierna Cascallana”.

En este sentido, Pérez explicó que la aparición de esta deuda oculta dispara la alarma de una situación financiera dramática, ya que “esa cantidad es la deuda que el Gobierno socialista de Alcorcón estimaba a finales de diciembre de 2010, y que según el Ayuntamiento todavía tiene “carácter provisional”.  “Viendo el despilfarro alegre que hace Cascallana, no me quiero ni imaginar cuál será la deuda real que hay actualmente y de la que nos enteraremos el 22 de mayo”.

A juicio del candidato popular, “esta cuantía se sumaría de forma muy preocupante a la deuda bancaria que tiene el Consistorio socialista, que es de 143 millones de euros”. Asimismo, criticó que el Ayuntamiento de Alcorcón ha establecido como norma habitual no pagar a los proveedores, lo que ha llevado a determinadas empresas a situaciones tan límite que han tenido que cerrar, perdiéndose puestos de trabajo en el municipio”. “Es decir, el Ayuntamiento de Alcorcón destruye empresas y destruye empleo, en vez de favorecer ambas cosas”, añadió Pérez.

Además, el candidato popular manifestó que “lo más escandaloso es que cuando al Interventor General del Ayuntamiento socialista de Alcorcón se le pide que aporte información sobre la deuda a acreedores, su respuesta es que en ese consistorio ni se sabe lo que deben ni a quién se lo deben”.

Así, explicó que la contestación que el pasado 17 de febrero recibió el Grupo Popular es que “la relación de acreedores no integra la Cuenta General del Ayuntamiento desde el 1 de enero de 2006”, y añadió que “su obtención fidedigna requeriría de la correspondiente depuración y elaboración”.

“La estrategia del Consistorio de Cascallana de ocultar la verdadera deuda que ha contraído con acreedores es una vergüenza, una deslealtad con los alcorconeros y un intento de  manipulación”. “El regidor socialista utiliza a su antojo el dinero de los vecinos de Alcorcón, a los que está hipotecando el futuro”. “Pediremos explicaciones al Cascallana, que está jugando a la ruleta rusa con el futuro del consistorio”, concluyó.

Share

13 marzo 2011 0 comentarios

Compártelo en las redes sociales