Partido Popular Alcorcon

Cascallana oculta que ha hipotecado locales del patrimonio municipal de Alcorcón como garantía para obtener créditos de los bancos

0 comentarios

El “número 2″ de la candidatura del Grupo Popular de Alcorcón, Óscar Romera, denunció hoy que el alcalde socialista, Enrique Cascallana, oculta a los vecinos que ha hipotecado locales pertenecientes al patrimonio municipal de Alcorcón como garantía para obtener créditos de los bancos.

A su juicio, “el suma y sigue Cascallana no tiene fin, ya que no le basta con tener uno de los ayuntamientos más endeudados de España, sino que también cede a los bancos el patrimonio de todos, como garantía de cobro”. “El derroche socialista en obras faraónicas y despilfarro en el gasto llevan al Consistorio a una situación financiera muy delicada y un patrimonio municipal hipotecado”.

En este sentido, indicó que el regidor socialista presume del valor del patrimonio del Ayuntamiento de Alcorcón, pero esconde que parte de las propiedades las ha utilizado como garantía para la concesión de créditos bancarios que el Consistorio socialista ha solicitado a entidades bancarias.

“Cascallana consigue con esta brillante idea un riesgo adicional en caso de que alguien esté interesado en comprar uno de los locales, ya que se ve obligado a comprarlo con la hipoteca. Además, en caso de impago, el comprador corre el riesgo de perder el local”, señaló.

Del mismo modo, Romera aseguró que “frente a una deseada política de rebajas de impuestos para la atracción de empresas y apoyo a los comercios a través de medidas de promoción comercial, dinamización y modernización, el gobierno socialista de Alcorcón impone una nueva traba más para que comerciantes y empresas no den el paso necesario para abrir nuevos negocios y generar riqueza para el municipio”. “Esa es la apuesta por el comercio del gobierno municipal socialista”.

“Cascallana quita importancia a la delicada situación financiera del Ayuntamiento, pero los hechos que son tozudos, le hacer dar como garantía bancaria locales comerciales”, señaló Romera, al tiempo que destacó que “esto supone una nueva vuelta de tuerca a la ya de por si complicada situación financiera, y eso significa unos bancos que no se fían y que terminan pidiendo garantías adicionales. “Cascallana deja un futuro financiero incierto e hipotecado”.

Finalmente, el “número 2″ de la candidatura popular aseguró que, “aunque el patrimonio municipal debe ser sinónimo de solvencia, aval y garantía frente a terceros, en Alcorcón supone un lastre para la creación de empresas y negocios”. “A la espiral de endeudamiento, se suma un patrimonio que se cede a los bancos como garantía de cobro ante posibles impagos de créditos”, concluyó Romera.

Share

15 mayo 2011 0 comentarios

Compártelo en las redes sociales